Empezando a entrenar tu mente en un minuto

By Laura Martinez - 5:16



Los comienzos a veces son difíciles. Algunas personas son muy metódicas y consiguen adquirir nuevos hábitos con facilidad. Pero a otras les cuesta más.
Hoy os propongo un breve ejercicio, que puede ser útil para todos, pero sobre todo para esas personas a las que les cuesta adquirir un nuevo hábito, en este caso, de entrenamiento mental.

El ejercicio te llevará solamente un minuto al día. Aunque también podrías realizarlo un par de veces al día si lo deseas. Su objetivo principal es establecer el hábito del entrenamiento mental de una forma sencilla. Un minuto es poco tiempo de entrenamiento, pero cuando nos cuesta empezar, es suficiente para adquirir el hábito y luego ir incrementando el tiempo.
Preparándote para el entrenamiento
En primer lugar deberás buscar un sitio tranquilo para la práctica, en el que evites interrupciones. Siéntate de forma cómoda. Puedes hacerlo en el suelo sobre un cojín (si esta postura te resulta cómoda) o en una silla, con la espalda recta pero sin apoyar en el respaldo. Tu postura debe ser erguida pero sin tensiones. Evita también ropa incómoda.
Es importante que no apoyes la espalda en la silla o no realices el ejercicio tumbado. Una postura demasiado cómoda puede provocarte somnolencia, y ese no es el objetivo.
Pon en marcha un cronómetro que te avise cuando haya pasado un minuto. Te recomiendo usar la alarma de tu teléfono, usando un sonido no estridente y con un volumen suave.
Entrenamiento en un minuto
Una vez puesto en marcha el cronómetro cierra los ojos y comienza a respirar con suavidad. No hace falta que lo hagas de ninguna forma especial. Lo único que debes hacer es concentrarte en tu respiración. Intentar pensar sólo en tu respiración, en cómo el aire entra y sale.
Seguramente tu mente intente irse a otro sitio, a otro pensamiento. No pasa nada. Simplemente, cuando te des cuenta de que tu atención se ha ido a otro lado, tráela de vuelta hacia tu respiración. Sin juzgar por qué se ha ido, sin dar importancia a la distracción. Simplemente tráela de vuelta.
No tengas ningún objetivo en mente más que el hecho de concentrarte todo lo que puedas en tu respiración. No pienses por ejemplo en relajarte, sólo en concentrarte en tu respiración. Es el único objetivo del ejercicio.
Terminando el entrenamiento
Cuando la alarma suene después de un minuto, no salgas corriendo a hacer otra cosa. Abre los ojos suavemente y dedica unos segundos a volver a tomar contacto con la realidad. Permanece sentado percibiendo todas las sensaciones a tu alrededor, los sonidos, los colores, la temperatura, los olores…
Qué busca este ejercicio
Este es un ejercicio de Mindfulness, muy breve.  Su objetivo es que te inicies en la práctica de la atención plena de una manera sencilla. Si quieres saber más cosas sobre el Midfulness y cómo puede ayudarte a mejorar tu rendimiento musical, puedes leer aquí uno de mis artículos sobre el tema.
Te recomiendo que realices el ejercicio cuando vayas a iniciar tu práctica musical. No te llevará mucho tiempo, y con la práctica verás que te ayuda a concentrarte mejor en el instrumento y tus sesiones de estudio serán mucho más efectivas.
¡Pruébalo!

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios